Fortuna


Fortuna

A veces, las menos, a aquellos a los que la fortuna sonríe, la vida les muestra su cara más bonita, pero tengo la impresión de que al resto nos hace trampas.

Deshojaré la blanca margarita
y haré trampas como un niño,
quizás, mi corazón, al juego de la flor
suspendido al antojo de tu amor,
pueda tener del destino un guiño,
pues solo por tu querer palpita.

Y si todo vale en el querer
¿qué delito puede existir?
la prisión ya no me asusta
y, si la vida es tan injusta
que sin ti es un sin vivir
¿por qué no te puedo tener?

Yo culpable me declaro
de sentir amor infinito,
de pensar que ya es locura,
si tu ausencia me tortura,
a tu ángel solicito
que el cielo me dé su amparo.
anónimo

Anuncios

2 comentarios en “Fortuna

  1. El poema y la fotografía son espectaculares. Nunca debe ser un delito amar, el amor es el sentimiento más preciado.
    Me gustó lo de la margarita porque ¿ quién no ha hecho trampas alguna vez jugando a deshojarla?
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s